La pronunciación en inglés es el aspecto que más se nos resiste

Consejos, trucos y recursos para mejorar tu pronunciación en inglés

Sí, has leído bien. Se puede mejorar la pronunciación en inglés. No es imposible.

Los estudios confirman que los españoles no tenemos soltura al hablar la lengua de Shakespeare, que nos manejamos en la lectura y escritura pero que la comprensión y pronunciación nos cuesta horrores. Al estudiar se prioriza la gramática o el vocabulario y se subestima la vital importancia de la pronunciación, un error que acaba pasando factura en nuestra comunicación.

¿Puedes distinguir la diferencia entre “Sheet” y “Shit”? Porque no es lo mismo hablar de una “Hoja” que de una “Mierda”. O cuando vas a un pub en el extranjero y acabas pidiendo un “Bear” (“Oso”) en vez de una “Beer” (“Cerveza”) con la consiguiente cara de interrogante del camarero.

Pero reconozcámoslo; esto último nos ha pasado a todos (quien diga que no, miente descaradamente). Sin embargo, se le puede poner remedio. Con estos consejos, trucos y recursos para mejorar tu pronunciación en inglés conseguirás mejorar tu nivel y ya de paso pedir tu bebida sin temor a que te pongan un animal pelón, adorable y achuchable en una bandeja.

 

Consejos para mejorar tu pronunciación en inglés

Escucha inglés

Antes de aprender a hablar, tienes que aprender a escuchar. Puedes escuchar en inglés cómo tú prefieras, pero nosotros te recomendamos encarecidamente los podcasts.

Los podcasts son una de las herramientas más efectivas para aprender un idioma, ya que podrás perfeccionar tus habilidades de “Listening” en el metro, mientras haces deporte o incluso mientras almuerzas. Te serán muy útiles para ponerte al día con las variantes dialectales y poder controlar los diversos acentos. ¡Echa un vistazo a nuestro post “Los 10 mejores podcasts para aprender inglés” que te va a ser de mucha ayuda en este sentido!

 

Escúchate a ti mismo en inglés

No nos referimos a ese mantra bohemio que te incita a dejarlo todo y tomarte un año sabático en un lugar paradisíaco para escuchar todo lo que tiene que decir tu alma interior. No, en realidad hablamos de un verdadero ejercicio de autoconocimiento, ya que implica perder la vergüenza y por lo que mucha gente lo odia. Se trata de grabar tu voz mientras hablas o lees en inglés, escucharla después y apuntar tus errores.

Sabemos que te da miedo escuchar tu propia voz, tanto la interior como la exterior, pero debes perder la timidez. De hecho, si los hispanohablantes sacamos tan mala nota en pronunciación es por nuestro miedo al ridículo y a cometer errores, cuando éste es el mayor fallo de todos. No solo para aprender un idioma, sino en la vida en general. ¡Suéltate la melena!

 

Lee inglés en voz alta

Como sabemos que no vas a hacer caso al anterior ejercicio, insistimos. Escuchando tu propia voz te das cuenta de los muchos errores y aciertos que cometes hablando inglés y te permite corregirlos sobre la marcha. Es gratis y lo puedes hacer sin salir de tu casa. Lee en voz alta algún libro o publicación inglesa durante 15 o 20 minutos al día.

No sólo aprenderás a pronunciar mejor, sino que también ejercitarás los músculos de la boca y la lengua. Diversos estudios han demostrado que se requieren al menos 3 meses de práctica diaria para que la musculatura de la boca se adecúe a otros idiomas. ¡Escoge un libro que te guste y cuya historia ya conozcas, así no tendrás que estar cada dos por tres con el diccionario de por medio!

 

Habla inglés

Habla inglés siempre que puedas. Como en todo, la práctica hace al maestro. Es la única forma de familiarizarte con el idioma de la manera más casual posible. No es lo mismo escuchar el inglés en un audio donde la pronunciación de las palabras es perfecta, que hacerlo en una conversación en la vida real, donde se incluyen una gran cantidad de expresiones y modismos. Para que nos entendamos, no es lo mismo escuchar a Matías Pratt en las noticias que hablar con tu abuela.

Por eso mismo, y en este sentido, creamos y planificamos clases de conversación de verano That’s Total Speaking. Es más, te invitamos a venir a dichas clases para mejorar tu pronunciación. ¿Los motivos? Te los explicamos mejor en “Por qué realizar clases de conversación en inglés antes que cualquier otro tipo de curso”.

 

Mírate películas y series en inglés

Es una de las mejores formas de mejorar tu nivel de inglés desde el sofá de tu casa, con una mantita y un cuenco de palomitas. Acostúmbrate a ver series y películas en versión original para asimilar la velocidad y entonación del discurso angloparlante. Si de momento tu nivel no es muy elevado, lo mejor que puedes hacer es empezar con los subtítulos en castellano para ir avanzando hasta que puedas escucharlos en inglés (pero sólo y únicamente hasta que te puedas valer sin ellos).

De acuerdo a este cometido te recomendamos las mejores series para aprender inglés en Netflix en 2018 o las mejores películas para aprender un inglés británico de manual “like a sir”. Échales un vistazo pues te serán de gran ayuda 😉

 

Canta en inglés

Aprende la letra de una canción en inglés y canta mientras la escuchas. Aprender inglés con música es más beneficioso de lo que crees. De forma divertida, aprenderás nuevo vocabulario y mejorarás tu pronunciación, además de acostumbrar y educar tu oído a diferentes acentos y al inglés cotidiano. Cantar te ayudará a relajarte, así como a mejorar tu ritmo y la entonación. Te recomendamos “Lyrics Training” una página llena de vídeos musicales donde puedes jugar a rellenar las letras que faltan de canciones. Para hacértelo más fácil aún en “Descubre cuáles son las mejores canciones para aprender inglés” encontrarás una selección de cantantes y temas en inglés que nos convencen muy mucho para aprender este idioma 🙂

 

Trucos para mejorar tu pronunciación en inglés

Imita a tus actores favoritos

Usa un espejo y pon el dedo índice en tus labios, como si mandaras callar a alguien. Cuando hablas, mueves la boca y la manera como lo hagas afecta tu pronunciación. Presta atención a los labios y la boca de otras personas e imita sus gestos y sonidos. ¿Te atreves a practicarlo con los personajes de tu serie favorita en inglés?

Presta atención a las sílabas

La mayoría de sustantivos de dos sílabas tienen acento en la primera sílaba, y la mayoría de verbos de dos sílabas tienen su acento en la segunda. Por ejemplo si dices “PRE-sent”, estás hablando del presente o un regalo. Pero, si dices “preSENT”, haces referencia al verbo presentar. También las partes de una palabra pueden ser más fáciles de pronunciar que el todo, así que si desglosas las palabras en sílabas te será más fácil habituarte a la pronunciación inglesa.

 

Aprende a usar la lengua

No seas mal pensado, céntrate en el inglés que es a lo que estamos. Al hablar, mueves tu lengua para crear los sonidos. La diferencia entre “Rice” (“Arroz”) y “Lice” (“Piojos”) está en tu lengua, ¡fíjate si es importante! Atento pues a cómo practicar algunos de los sonidos más difíciles de la lengua de Shakespeare:

  • Sonido “L”: tu lengua debe tocar la parte posterior de tus dientes y la encía superior.

  • Sonido “R”: tu lengua no debe tocar tu encía. Retrae tu lengua a la mitad de la boca, cerca del lugar donde descansa. Debes sentir cómo sopla el aire entre tu lengua y la parte superior de tu boca cuando hablas. También debes sentir cómo se curvan un poco tus labios.

  • Sonido “D”: sube la lengua hasta que toque el paladar.

  • Sonido “V”: haz que tu labio inferior toque los dientes superiores y vibre al entrar en contacto con ellos.

  • Sonido “TH”: debes poner tu lengua entre tus dientes superiores e inferiores y hacer que sobresalga un poco.

 

Recursos para mejorar tu pronunciación en inglés

Many Things

Seguro que te suenan los “Minimal pairs”, palabras distintas que tienen una pronunciación casi exacta, en las que solo varía un sonido: por ejemplo, “Ship” (“Barco”) y “Sheep” (“Oveja”), por no mencionar todos los que te hemos comentado al principio. La diferencia está en la duración de la vocal. Ocurre con muchas palabras y muchas veces cuesta apreciar la diferencia. En esta web tienes los más corrientes y te ayudará a distinguir los sonidos cuando los escuchas.

 

Forvo

Forvo es una web creada gracias a la colaboración de usuarios de todo el mundo que se dedican a pronunciar palabras en su idioma y cuenta en su base de datos con más de 120.000 pronunciaciones distintas. Un recurso estupendo para comprobar cómo se vocaliza una determinada frase y aprender a diferenciar acentos de distintas regiones. ¡Y te aseguramos que no son pocos!

 
 

Estos consejos, trucos y recursos para mejorar tu pronunciación en inglés te serán de gran utilidad; aunque queremos dejar claro que no son Lourdes, es decir no son milagrosos. Si de verdad estás dispuesto a seguirlos y te interesa aprender el idioma, lo mejor que puedes es hacer es apuntarte a un curso de conversación en inglés como That’s Total Speaking.

No solo educarás el oído y mejorarás la pronunciación con expertos en la lengua, sino que aprenderás el inglés real y cotidiano que se usa de verdad en una conversación y por supuesto ganarás mucha seguridad y confianza en ti mismo. ¡No lo pienses más y pronúnciate ya!