El nivel de inglés de los españoles aún está por debajo de la media europea

¿Cuál es exactamente el nivel de inglés de los españoles?

La pregunta del millón, ¿cuál es exactamente el nivel de inglés de los españoles? Porque aquí todo el mundo sabe de todo hasta que llega la hora de la verdad. Algunos incluso se jactarán de que piensan en la lengua de Shakespeare (aunque más allá de pedir una cerveza en un bar, de dar una dirección o de presentarse a alguien se pierdan). ¿Sabemos pues hablar realmente bien inglés?

La respuesta es no. Fanfarronear, sabemos; hablar inglés, regular. Los españoles tienen un bajo nivel de inglés. Siguen a la cola de Europa y han empeorado por 5º año consecutivo.

Las encuestas que recopilan Eurostat y el nuevo informe realizado por Education First sitúan al país en los últimos puestos del continente. El tamaño, el nivel económico y la fuerza del castellano como idioma global serían los factores más relevantes a la hora de justificar este nivel tan poco esperanzador. Pero entonces, ¿cuál es el nivel de inglés en España?

España se sitúa a nivel medio del dominio de inglés, a la altura de Hong kong, China o India. Las tres calificaciones registradas en España (bajo, alto y, sobre todo, moderado) pueden incluirse en el nivel B1 del Marco Común Europeo de Referencia para las lenguas. Se trata del primero de los dos niveles de inglés intermedio, lo cual significa que podemos entender las letras de las canciones, escribir mensajes de correo profesionales sobre temas conocidos o incluso participar en reuniones en el área de conocimiento que nos es conocida. Pero ya está.

A diferencia de otros países, España apenas ha mejorado en la última década. Y su población de 25 a 34 años se ha quedado muy retrasada respecto al nivel alcanzado por los jóvenes de países cuya población general presentaba hace 10 años tasas de conocimiento similares a la española, como Portugal, Grecia e Italia. Es decir, España perpetúa su mal nivel de inglés mientras otros países lo mejoran.

Como en That`s Cool Education nos gusta profundizar al detalle, vamos a contarte los datos y estadísticas que reflejan el verdadero nivel de los españoles, las razones por las que esto sucede y, por supuesto, qué puedes hacer tú a nivel personal para mejorar tu nivel y ponerte las pilas con el inglés.

Datos y estadísticas para ilustrar el nivel de inglés de los españoles

  • La nueva clasificación internacional de 2019 sobre dominio del inglés elaborada por Education First relega a España al puesto 25 de los 33 Estados analizados en Europa y al 35 del mundo. Por no mencionar además que detecta una nula progresión en el manejo de la lengua respecto a los resultados de 2018.
  • Los que mejor hablan inglés son los vascos; los peores, los extremeños. Por comunidades, Euskadi logra la mejor puntuación en nivel de inglés de toda España, con un 58’06, seguida de la Comunidad de Madrid (57’35) y Navarra (57’09). A la cola de la clasificación regional se encuentran Murcia (53’92), Illes Balears (52’90) y Extremadura (52’29). El ranking de “Education First” también ofrece datos de las grandes ciudades españolas, donde Barcelona se impone, con 57’97 puntos, como la capital con mejor nivel de inglés 🙂 Por detrás se sitúan Madrid (57’35), Bilbao (57’08) y Zaragoza (56’14).
  • Eurostat refleja, por su parte, que en 2007 el 46,6% de los españoles de 25 a 64 años no conocía ninguna lengua extranjera. En 2016, último dato disponible, el porcentaje apenas se había movido (45,8%). En el mismo periodo, en cambio, Portugal redujo esa proporción del 51% al 31%; Grecia, del 43% al 33%, e Italia, del 38% al 34%. Además, en estos tres países más del 82% de la población de 25 a 34 años dominaba al menos una lengua extranjera, mientras que en España solo lo hacía el 66%.
  • Según las últimas encuestas del CIS, el 60% de los adultos españoles afirma no hablar inglés en absoluto.

Razones por las que los españoles hablamos tan mal inglés

  • El tamaño importa. Según Antonio Cabrales, profesor en el University College de Londres, una de las causas fundamentales es la riqueza y el tamaño de nuestro país. “Las estadísticas son malas. En el conocimiento de idiomas, igual que en el resto de resultados educativos, el nivel socioeconómico influye, y España no deja de ser un país relativamente pobre en Europa. Otro factor que pesa en España es el tamaño. Si comparas países de renta equivalente, lo normal es que los grandes tengan un desempeño peor. Los pequeños suelen estar más abiertos al exterior, y sus ciudadanos ven más oportunidades laborales y de otro tipo en el conocimiento de lenguas extranjeras. Los grandes tienen un mercado interior mayor y esto no les preocupa tanto”, afirma.
  • No lo hablamos. Decenas de profesores han coincidido en señalar el bajo nivel de inglés oral en las clases como causa de que no se aprenda bien en España. ¡Y eso que es la vía natural para conocer una lengua! Un idioma se aprende con el uso y la exposición, pero en España los docentes tienden a utilizar más las actividades escritas en la enseñanza del inglés. ¿El motivo? Es una herramienta más práctica para manejar a grupos de 25 o 30 estudiantes….
  • El modelo bilingüe en duda. Las opiniones en torno al resultado de las escuelas bilingües en inglés, que en algunas comunidades representan ya más de la mitad del total, están muy divididas. Mientras que unos creen que enseñar el idioma a través de otras asignaturas ha mejorado mucho el dominio del inglés por parte de los alumnos, otros critican que es un modelo segregador que sacrifica los contenidos de otras materias, siendo apto únicamente para los que reciben refuerzo extraescolar y penalizando de forma adicional a los alumnos con dificultades de aprendizaje.
  • Bajo nivel del profesorado. Una de las principales conclusiones del informe es que la formación de profesores es uno de los aspectos más urgentes que abordar. Para ello, el informe hace algunas recomendaciones como garantizar que el inglés sea impartido exclusivamente por personas que hablen el idioma lo suficientemente bien como para enseñarlo, establecer un nivel mínimo requerido para enseñar inglés y potenciar micro acreditaciones normalizadas que certifiquen la calidad de la enseñanza.
  • Somos pequeños pero matones. Según el informe del Instituto Cervantes, el castellano es el cuarto idioma más potente del mundo. Una lengua global que hablan, con distinto grado de dominio, 580 millones de personas, y que, como consecuencia de ello se beneficia de una amplia industria editorial, audiovisual, de traducción y doblaje. “Eso es algo que no existe en otros países, donde la gente se ve obligada de forma natural a ver por ejemplo más cine y televisión en versión original subtitulada en lugar de en versión doblada”.

¿Qué puedes hacer tú para mejorar tu inglés y dejar en mejor lugar a los españoles?

  • Escucha inglés. Antes de aprender a hablar, tienes que aprender a escuchar. En este sentido, nosotros te recomendamos encarecidamente los podcasts. Los podcasts son una de las herramientas más efectivas para aprender un idioma, ya que podrás perfeccionar tus habilidades de listening en el metro, mientras haces deporte o incluso mientras almuerzas. Te serán muy útiles para ponerte al día con las variantes dialectales y poder controlar los diversos acentos. El artículo  “Los 10 mejores podcasts para aprender inglés te será de gran ayuda con ello 😉
  • Mira películas y series en inglés. Es una de las mejores formas con las que incrementar tu nivel de inglés desde el sofá de tu casa, con una mantita y devorando un cuenco de palomitas. ¡Un método incluso avalado por los expertos! Acostúmbrate a ver series y películas en versión original para asimilar la velocidad y entonación del discurso angloparlante. Si de momento tu nivel no es muy elevado, lo mejor que puedes hacer es empezar con los subtítulos en inglés para ir avanzando hasta que puedas directamente desactivarlos. Con este objetivo en mente, te recomendamos las mejores series de HBO para aprender inglés en 2019 o las mejores películas para aprender un inglés británico de manual “Like a sir”.
  • Habla inglés. Habla inglés siempre que puedas. Como en todo, la práctica hace al maestro. Es la única forma de familiarizarte con el idioma de la manera más natural posible. No es lo mismo escuchar inglés en un audio donde la pronunciación de las palabras es perfecta, que hacerlo en una conversación de la vida real, donde se emplean una gran cantidad de expresiones y modismos. Para que nos entendamos, no es lo mismo escuchar a Matías Pratt en las noticias que hablar con tu abuela. Por ese mismo motivo, las clases de conversación en inglés se han venido desarrollando a lo largo de los años, y por eso, en That’s Cool Education también diseñamos las nuestras 🙂
  • Apúntate a una academia de inglés. Cuando queremos aprender un idioma es norma común el quererlo dominar a toda velocidad. Sin embargo, es un proceso que requiere de tiempo, dedicación y mucho esfuerzo. Aunque sigas todos los consejos del mundo para mejorar tu inglés, tu empeño dará muchos mejores resultados si te apuntas a una academia de inglés. Proponer tu meta y ponerte en marcha suele ser fácil, pero mantener un nivel de motivación y progresar por tu cuenta es mucho más difícil. En cambio, si te apuntas a una academia de inglés habrás adquirido un compromiso contigo mismo y te será mucho más difícil dejarlo. Si asistes a clase con regularidad, en seguida empezarás a notar tus progresos, lo cual te motivará a seguir. Además, recibirás una ayuda personalizada con una práctica y una metodología que se adapta a tus puntos fuertes y débiles, y por supuesto con profesores nativos  trabajarás a fondo tu “Listening” y tu pronunciación.

Aprender inglés con gente siempre es más interesante y productivo. En una academia trabajarás junto a un grupo de alumnos con más o menos el mismo nivel que tú, por lo que no solo practicarás tus habilidades de conversación, sino que también harás amigos. En That’s cool education obtendrás una inmersión completa en el idioma para que, cuando te pregunten si sabes hablar bien inglés, no haga falta que mientas como hacen un gran número de españoles 😉

Ir arriba