Cómo mejorar tu pronunciación en inglés

¿Por qué nos resulta tan difícil la pronunciación en inglés? El motivo principal es que se trata de un idioma que sigue unas normas muy diferentes a las del español. Las palabras en inglés casi nunca se pronuncian del mismo modo en el que se escriben y, además, palabras muy parecidas pueden seguir normas o patrones muy distintos. Juntamente con la comprensión, la pronunciación es uno de los aspectos que más suelen costar al estudiar inglés, pero existen diferentes hábitos que pueden ayudarnos a mejorar para que nuestra pronunciación se parezca cada vez más a la de los nativos. A continuación, te damos algunos consejos.

Escucha muy atentamente

Uno de los motivos por los cuales la pronunciación en inglés es tan difícil es el hecho de que existen sonidos muy parecidos, que a veces es complicado diferenciar. Por ejemplo, ¿en qué se diferencia la pronunciación de this y these? ¿Y la de ship y sheep? ¿Y qué pasa con chip y cheap?
El primer paso para saber pronunciar estas palabras es prestar atención a cómo otras personas nativas las pronuncian, y fijarnos en los diferentes tipos de sonidos de las vocales y consonantes. Es muy importante que, al aprender nuevas palabras, no solamente prestes atención a su significado, sino que también te fijes en los sonidos. Si consideras que se trata de una palabra complicada o extraña, tomar nota acerca de cómo se pronuncia te ayudará a recordarlo con mayor facilidad.

Presta atención a tu pronunciación

Una vez tengas claro cómo se pronuncia una palabra, el siguiente paso es prestar mucha atención a tu propia pronunciación en inglés. Fíjate en cómo tus profesores y profesoras, o los actores de tus películas y series favoritas, pronuncian los diferentes sonidos, y presta atención a la posición y el movimiento de tus labios al pronunciar las mismas palabras.
También es muy importante que pierdas el miedo a hablar en inglés, puesto que la mejor forma de aprender es mediante la práctica, conversando con compañeros y amigos. La pronunciación es uno de los mayores retos para todos los estudiantes de inglés, así que no te preocupes si al principio te resulta complicado pronunciar algunas palabras.
La entonación es muy importante, y también deberíamos prestarle mucha atención cuando practicamos nuestra pronunciación y nuestro speaking. En ocasiones, al hablar en inglés, modificamos la entonación y el tono en función de la idea que queremos transmitir; por este motivo, este es otro aspecto importante al que también debemos estar muy atentos.

Familiarízate con las normas y errores más comunes

A pesar de que cada palabra es diferente, y existe una variedad amplia de sonidos vocálicos y consonánticos, hay ciertas normas de pronunciación que podemos aplicar en diferentes casos. Familiarizarte con los errores más comunes que cometemos al pronunciar en inglés te ayudará a ser consciente de aquellas palabras a las que deberías prestar especial atención. Un ejemplo son las terminaciones de los verbos regulares en pasado, cuya pronunciación es un error común de pronunciación en inglés.

Lee en voz alta

Leer en inglés ofrece muchísimas ventajas. Además de ser el método principal para mejorar la comprensión lectora, también nos ayuda a aumentar nuestro conocimiento de vocabulario; nos permite repasar el uso de diferentes tipos de estructuras gramaticales; y nos familiariza con expresiones y conectores que pueden facilitarnos la redacción. Si, además, dedicas unos minutos al día a leer en voz alta, esto también te permitirá mejorar tu pronunciación. Una muy buena opción es grabar tu voz para escucharla más tarde. De esta manera, serás más consciente de qué errores de pronunciación cometes, y podrás evaluar tu mejora con el tiempo.

Practica tu pronunciación en inglés con tu película o serie preferida

En varias ocasiones hemos hablado de los beneficios de mirar series y películas en inglés. Además de ser una actividad muy entretenida, nos permite mejorar nuestra comprensión auditiva, a la vez que nos familiarizamos con una gran variedad de palabras, expresiones y, por supuesto, acentos y dialectos. Una forma muy divertida de practicar la pronunciación en inglés es mirando una película o serie, e imitando a nuestros actores favoritos. Ponte en la piel de esos personajes, imagínate que estás dentro de la película y atrévete a pronunciar sus frases del diálogo, imitando su entonación y pronunciación. Es importante que te fijes en los movimientos que el personaje realiza con la boca al decir las diferentes palabras. Si es necesario, puedes utilizar los subtítulos para entender mejor los diálogos.

Escucha (¡y canta!) canciones en inglés

La música forma parte del día a día de muchísimas personas. A menudo escuchamos nuestras canciones favoritas cuando practicamos deporte, cuando viajamos de un sitio a otro, cuando queremos relajarnos… La música nos ofrece muchísimos beneficios y, entre estos, cabe destacar que es una herramienta de aprendizaje muy eficaz. Escuchar canciones en inglés es una técnica ideal para practicar la comprensión. Si, además, nos atrevemos a cantar nuestras frases favoritas, podremos mejorar nuestra pronunciación de una forma sencilla y muy entretenida, y también nos ayudará a practicar la entonación y el ritmo.
Por otro lado, escuchar podcasts también es una técnica muy útil que nos ayuda a mejorar nuestra capacidad de comprensión auditiva, al tener que identificar y entender las diferentes palabras sin ayuda de imágenes (aunque, por supuesto, podemos ayudarnos de la transcripción). Además, existen podcasts acerca de temas muy variados e interesantes, con los que seguro que aprenderás curiosidades acerca de la temática que más te interese.

Practica tu speaking en las clases de conversación

Aunque la pronunciación en inglés, y el speaking en general, pueden parecer algo complicado, todo lo que necesitamos es tiempo, práctica, paciencia y muchas ganas de aprender y de conversar con los demás. Practicar nuestra pronunciación manteniendo conversaciones acerca de diferentes temas en nuestro día a día no solamente es beneficioso porque perdemos el miedo a hablar y ganamos seguridad, sino también porque, al escuchar a los demás, nos familiarizamos con diferentes acentos, repasamos vocabulario y mejoramos la comprensión auditiva.
¿Quieres mejorar tu pronunciación en inglés? En That’s Cool Education ofrecemos clases de inglés para niños, adolescentes y adultos. Además, también organizamos sesiones especiales de conversación para que nuestros alumnos puedan aprender inglés, pasárselo bien y conocer gente nueva al mismo tiempo.
Ir arriba
Abrir chat